Dethleffs-Logo
Español

El descubrimiento del caravaning

90 aniversario de Dethleffs

Aquí puede descubrir cómo empezó todo hace 90 años y la relación que existe entre los inicios del caravaning y una verdadera historia de amor. Solo tiene que desplazarse hacia abajo.

Un regalo de bodas legendario

1931

Como subdirector en la fábrica de látigos y bridas de su padre, Arist Dethleffs suele viajar por trabajo y a menudo pasa semanas fuera. Basándose en las ideas de su prometida, Fridel Edelmann, trabajan juntos para encontrar una solución que les permita evitar los largos períodos de separación. «Lo mejor para nosotros sería algo así como un carromato en el que poder viajar juntos», anota Fridel en su diario. Como regalo de bodas, Arist pone en marcha el plan en 1931 y construye el primer vehículo vivienda. El viaje inaugural fue el martes de Pascua de 1932, y a los primeros trayectos de prueba les seguirían miles de kilómetros de viaje juntos. ¡Con su «vehículo vivienda», la pareja descubrió nada menos que el caravaning! Una forma de ir de vacaciones y disfrutar del tiempo libre que actualmente tiene millones de seguidores.

Bien diseñado desde el principio

Todo pensado hasta el último detalle

Hombre de familia hasta la médula, Dethleffs adapta la casa rodante a los deseos y necesidades de sus seres queridos. Después del nacimiento de su hija Ursula en noviembre de 1933, la caravana se convierte en un vehículo familiar. El inventor integra incluso en el suelo del vehículo una bañera para bañar a su hijita y lavar la ropa.

«Es maravilloso viajar así. No nos falta de nada, tenemos una casa cómoda con jardín intercambiable y siempre nuevas vistas desde la ventana».

Fridel Dethleffs

La nueva empresa crece

La demanda va en aumento

Con su inusual vehículo, la joven familia Dethleffs genera tanto interés que pronto se hacen las primeras caravanas por encargo.
La producción manual, que se lleva a cabo en un cobertizo de las instalaciones del cabeza de familia, en poco tiempo está al límite. En 1936, Dethleffs cuenta ya con una plantilla de seis empleados fijos para fabricar caravanas.

El pionero del caravaning desarrolla sus ideas

Entusiasmo sin límites

La familia Dethleffs se propone ampliar continuamente el concepto del caravaning con nuevas facetas. Tanto si se hacen viajes de larga distancia como si se va de camping en invierno, el vehículo vivienda siempre les acompaña. Y, por supuesto, cada viaje, ya sea corto o incluso a veces de 9000 km, se aprovecha como valioso trayecto de prueba. De esta manera, la calidad y la funcionalidad siempre se ponen a prueba personalmente y van evolucionando a partir de la experiencia práctica.

Vivir momentos inolvidables

Experiencia Dethleffs

La estancia en la caravana familiar se vive como un segundo hogar. Un lugar de unión, armonía y bienestar y una gran manera de experimentar la naturaleza. Lo que queda son recuerdos inolvidables. Un Dethleffs se gana el corazón de sus dueños y se convierte en un amigo de la familia.

Siempre a la última

Siempre en movimiento

Hasta el día de hoy, la amistad y la familia siguen siendo los pilares de la marca Dethleffs y están muy presentes en la empresa. Y también encarnamos el espíritu pionero de aquella época. A cada momento y en cada nuevo vehículo. ¡Buen viaje!

«Arist Dethleffs convirtió una idea en un movimiento. Su espíritu pionero perdura en Dethleffs y desde entonces ha cautivado a millones de personas».